En la logística, la respuesta es la tercerización
Por: Suppla S.A.
Sep 05 2013
vistas532698

 



Muchas empresas se ven ante la disyuntiva de invertir grandes recursos en crear una compleja y costosa cadena de logística para distribuir sus productos y dedicar esfuerzos a labores que no son exactamente los establecidos en sus objetivos empresariales o dejar en manos de expertos esa misión para poder enfocarse en sus propias tareas.

La decisión no es sencilla, tomarla depende de múltiples factores porque muchas veces pesa la natural desconfianza que puede tener un empresario en dejar en manos diferentes todo el fruto de una cuidadosa gestión. Pero en ocasiones, la solución más eficiente, barata y sencilla para el negocio es dejar que especialistas se encarguen de una actividad para la que la empresa no se ha preparado adecuadamente, o que al hacerlo, podría implicar poner en riesgo su viabilidad financiera.

¿Cuándo conviene tercerizar la logística? Antes que nada, el empresario debe ser consciente que si lo hace, más que subcontratar una actividad, debe ponerse en manos de una empresa que comparta su visión, que comparta sus preocupaciones y que entienda que los objetivos de las dos organizaciones que se asocian son comunes. Por eso, la selección del proveedor del servicio ha de ser cuidadosa, sin tomar decisiones precipitadas, pensando siempre en las necesidades particulares y las características particulares del producto que se va a poner en manos de un tercero.

Tampoco es necesario que se tercerice todo el proceso de logística, sino que se puede entregar una parte crítica. Identificarla correctamente puede proporcionar grandes ahorros a la organización.

Algunas de las ventajas de tercerizar la logística son:

•Soluciones diseñadas a la medida del cliente o el sistema de valor.
• El cliente se concentra en su negocio mientras unos terceros expertos realizan la innovación, diseño, construcción, implementación, operación y mantenimiento de su cadena de abastecimiento.
• Libera capital de trabajo para el cliente.
• Mejora el nivel de satisfacción de sus clientes.
• Ventajas operacionales: menores tiempos de ciclo, mayor rotación de la mercancía y menores costos operativos y financieros.
• Variabilización de costos.
• Mantenerse a la vanguardia logística al contratar expertos.

• Acceso a mejores prácticas y tecnología.
• Hace la operación más flexible
• Permite al cliente prepararse para las nuevas exigencias de los mercados internacionales en la era de los TLC y los acuerdos regionales.